Inicio     Clima

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
   
   
  Conservatorianos No. 10 (noviembre-diciembre) 2006
 

Conservatorianos conmemora el XC aniversario de su nacimiento

 UBERTO ZANOLLI

(1917-1994)


 GIACOMO FACCO

(1676-1753)


 

 

Orquesta Sinfónica Nacional

 

 

Orquesta Filarmónica de la UNAM

 

Cartelera UNAM

 

 

Orquesta Sinfónica de Minería

 

Sugiere un sitio

 

 

Universo de El Búho

 

Junio de 2007

Peritaje * Registro de obras * Defensoría jurídica autoral

 

Arte y Cultura Digital: Diseño editorial * Multimedios * Web * Hospedaje * Registro de derechos de autor y marcas

 

* * * NUEVO * * *

Digitalización de documentos

 


Fondo sonoro:

 

Sobre las olas

del músico conservatoriano mexicano

Juventino Rosas

(Fragmento)

 

Elaboración orquestal de Uberto Zanolli

 

Orquesta de Cámara de la Escuela Nacional Preparatoria -UNAM (1987)

 

 Inicio        

 

  Pautas inmortales

 

La música: arte inseparable del hombre

Juan Luis González Alcántara y Carrancá

 

En estos tiempos de tecnologías avanzadas, casi todos podemos disfrutar del arte de mayor popularidad: la Música. Y nos consideramos afortunados al poder escuchar en una sala de conciertos, en el hogar, en el automóvil o en cualquier sitio, la obra de nuestra predilección, sea en aparatos ultramodernos de alta fidelidad o en reproductores portátiles. Y pensamos: qué triste era el mundo cuando la música sólo podía disfrutarla un estrato reducido de la sociedad, como la nobleza, o en actos religiosos dentro de los templos.

En la Edad media predominaban los cantos sagrados sujetos a leyes de ritmo muy severas. Además, las letanías y los tedeums no podían ser entonados en las calles, en el mercado o en las hosterías. En el siglo XI, el monje benedictino Guido, de Arezzo (patria de Petrarca), dio el sistema de notación musical aún en uso. En esa centuria también fue construido el primer instrumento con teclado y cuerdas que poco a poco fue perfeccionado y que podemos reconocer como el antepasado del moderno piano.

Llegó el Renacimiento y la música se volvió la mejor amiga del hombre, ya sea para que se sintiera feliz o para paliar sus desdichas. Los músicos y trovadores emigraron de pueblo en pueblo, tocando y cantando en las calles por unas monedas. Esos músicos errabundos hicieron su refugio en Viena, donde fue fundada la primera cofradía de filarmónicos.

De Austria pasó a Italia el clavicordio (clavijas y cuerdas), donde lo transformaron en la "spinetta", denominada así en homenaje a su inventor, el veneciano Giovanni Spinneti. Entre los años 1709-1720, Bartolomeo Cristofori hizo un "clavier" que permitía tocar "piano" (suave) y "forte" (fuerte), conocido generalmente ahora como piano.

A mediados del siglo XVIII surgió el más grande genio musical de esa época, un sencillo organista de la iglesia de santo Tomás de Leipzig: Johann Sebastián Bach. Creó composiciones para todos los instrumentos conocidos en su época, desde canciones cómicas y danzas populares, hasta cantatas, motetes, misas, monumentales oratorios e himnos majestuosos y sacros. Se considera que él puso los cimientos de la música moderna. Le sucedió Mozart con sus composiciones musicales de delicada belleza. Vendría después el más trágico de estos artistas: Ludwig van Beethoven, que legó la orquesta moderna.

Al arribo de la revolución industrial, la música como las demás artes plástica, la poesía y la literatura fueron relegadas por el pragmatismo y la ignorancia. Ahora el pueblo parece empezar a comprender que Bach, Mozart, Beethoven, Wagner, Miguel de Cervantes, William Shakespeare, Leonardo da Vinci, Miguel Angel, entre otros grandes del arte, son los verdaderos guiadores de la raza humana. Y que un mundo sin arte y felicidad, es como un hogar triste y esmorecido.

 


JUAN LUIS GONZÁLEZ ALCÁNTARA Y CARRANCÁ

Doctor en Derecho. Catedrático de la Universidad Nacional Autónoma de México. Presidente del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal. Conferencista y ponente en múltiples congresos nacionales e internacionales. Editorialista en diversos periódicos de circulación nacional. Es autor de una numerosa obra escrita, jurídica, pedagógica y cultural.

jlgac@hotmail.com

 

conservatorianos@hotmail.com