Inicio     Clima

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
   
   
  Conservatorianos No. 10 (noviembre-diciembre) 2006
 

Conservatorianos conmemora el XC aniversario de su nacimiento

 UBERTO ZANOLLI

(1917-1994)


 GIACOMO FACCO

(1676-1753)


 

 

Orquesta Sinfónica Nacional

 

 

Orquesta Filarmónica de la UNAM

 

Cartelera UNAM

 

 

Orquesta Sinfónica de Minería

 

Sugiere un sitio

 

 

Universo de El Búho

 

Junio de 2007

Peritaje * Registro de obras * Defensoría jurídica autoral

 

Arte y Cultura Digital: Diseño editorial * Multimedios * Web * Hospedaje * Registro de derechos de autor y marcas

 

* * * NUEVO * * *

Digitalización de documentos

 


Fondo sonoro:

 

Sobre las olas

del músico conservatoriano mexicano

Juventino Rosas

(Fragmento)

 

Elaboración orquestal de Uberto Zanolli

 

Orquesta de Cámara de la Escuela Nacional Preparatoria -UNAM (1987)

 

         

 
  Instituciones musicales

 

Gabriela Viamonte,

Decana del Conservatorio Nacional de Música

 

El próximo 24 de enero de 2001, Gabriela Viamonte cumplirá 60 años de ser maestra en el Conservatorio Nacional de Música de México.

Nacida en la calle de Hidalgo en el antiguo barrio de Popotla de la ciudad de México, el mismo en el cual naciera Carlos Chávez, Gabriela Viamonte comenzó sus estudios conservatorianos tomando clases de teatro y danza cuando esta institución se encontraba ubicada en la calle de Moneda, en pleno corazón del Centro Histórico capitalino. Sin embargo, decide también incursionar en el campo musical, pues como ella misma refiere, al ver a sus compañeros tocar sus respectivos instrumentos descubrió que la música era el arte que más le atraía. Fue así como estudió guitarra, violoncello y piano, bajo la guía de los maestros Francisco Salinas, Horacio Ávila y Luz Meneses, respectivamente, y más tarde canto, disciplina en la cual habría de desarrollar todo su potencial artístico y magisterial.

Corría la década de los años treinta y la Academia de Canto del Conservatorio contaba entre sus docentes a maestros de la talla de David Silva, María Bonilla, Fanny Anitúa y Dolores Pedroso, que recién había llegado de Europa después de una prolongada estancia durante la cual realizó estudios musicales, y con quien habría de iniciar su carrera vocal Gabriela Viamonte.

No obstante, al poco tiempo dicha maestra contrajo nupcias y se trasladó a vivir a la ciudad de Guadalajara, lo que motivó que la joven Viamonte ingresara a la clase particular de Matilde Ladrón de Guevara, una maestra muy exigente con el cuidado de la voz y que impartió durante años la clase de Fisiología e Higiene de la Voz en la propia sede conservatoriana. En su clase, Gabriela Viamonte tuvo por compañeros, entre otros, al actor Emilio Tuero, a Jorge Incháustegui y a Esperanza Manero, y en ella estudió por varios años hasta concluir su carrera.

Por el tipo de su voz, como ella misma la define, "no muy fuerte ni muy metálica", el género que más abordó fue el de concierto, máxime que en aquellos años de principios de los años cuarenta, las temporadas de ópera eran un tanto esporádicas y los elencos que se formaban eran preintegrados. Actuó como solista en múltiples conciertos interpretando obras del repertorio liederístico alemán, de la lírica española y mexicana, así como de la antología italiana, además de ser integrante por tres años del Coro de Madrigalistas que dirigía Luis Sandi.

Gabriela Viamonte




En lo referente a sus participaciones operísticas, Gabriela Viamonte alternó con las sopranos Irma González y Rosa Rimoch, y con la contralto Oralia Domínguez. Entre las óperas en las cuales figuró se encuentran Hansel y Gretel, Mefistófeles y La doncella sumergida de Claude Debussy. Con el tenor Mario del Mónaco llegó a cantar en la misma función el personaje de la Duquesa y el de la Madelon en la ópera Andrea Chenier de Umberto Giordano. Bajo la dirección de Leonard Bernstein cantó en el Palacio de Bellas Artes su Jeremías, en tanto que bajo la conducción de Carlos Chávez actuó en Las Coéforas. De Chávez, Gabriela Viamonte comenta: "Todas estábamos prácticamente enamoradas de él. A mí en lo particular me parecía divino. Vino con muchas ideas nuevas y empezó a dirigir a la Orquesta del Conservatorio muy en serio, al grado de que es a él a quien se debe que haya habido una orquesta que respondiera correctamente a lo que de ella se esperaba".

Para Gabriela Viamonte, haber sido esposa del reconocido maestro Julio Prieto tuvo una significación muy especial en su vida... "Me cambió todo, hasta el carácter. El teatro me parecía delicioso. Mi mamá había sido muy exigente en mi formación. No me dejaba ni llegar tarde a la casa, por lo que cuando me casé con Julio Prieto, el andar en los foros me pareció precioso, muy divertido. Él era un hombre muy inteligente, que tomaba parte en todo lo relativo a las óperas que se hacían en México por aquellos años. Fui muy feliz".

Como docente, ingresó al Conservatorio Nacional de Música de México como maestra de inglés, idioma que dominaba luego de haber vivido por varios años durante su infancia en los Estados Unidos. Sin embargo, es desde 1950, en que ganó por oposición la cátedra de canto, que imparte dicha clase en las aulas conservatorianas. A este respecto, Gabriela Viamonte señala:

Cada uno de los maestros tenemos nuestra propia escuela, aquella que también hemos desarrollado a partir de nuestra experiencia diaria. Sabemos qué es lo que nos da resultado y qué es lo que creemos que podría facilitar al alumno un aprendizaje más rápido, sobre todo ante un hecho fundamental: las carreras son muy largas y muy exigentes. A los alumnos conservatorianos les diría que tomen en serio, muy en serio su profesión. La voz es un don natural y lo único que nosotros como depositarios de ella podemos hacer es convertirlo en más grande o más bello, y cuando la voz existe en uno, cuando se posee el don, se tiene también la obligación de aprender, y de aprender bien.

CONSERVATORIANOS rinde con esta breve semblanza un tributo muy sentido de respeto, admiración y cariño a la obra ejemplar que durante seis décadas, de manera ininterrumpida, ha desarrollado Gabriela Viamonte a favor de la educación y cultura musicales en México.

conservatorianos@hotmail.com