Inicio     Clima

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
   
   
  Conservatorianos No. 10 (noviembre-diciembre) 2006
 

Conservatorianos conmemora el XC aniversario de su nacimiento

 UBERTO ZANOLLI

(1917-1994)


 GIACOMO FACCO

(1676-1753)


 

 

Orquesta Sinfónica Nacional

 

 

Orquesta Filarmónica de la UNAM

 

Cartelera UNAM

 

 

Orquesta Sinfónica de Minería

 

Sugiere un sitio

 

 

Universo de El Búho

 

Junio de 2007

Peritaje * Registro de obras * Defensoría jurídica autoral

 

Arte y Cultura Digital: Diseño editorial * Multimedios * Web * Hospedaje * Registro de derechos de autor y marcas

 

* * * NUEVO * * *

Digitalización de documentos

 


Fondo sonoro:

 

Sobre las olas

del músico conservatoriano mexicano

Juventino Rosas

(Fragmento)

 

Elaboración orquestal de Uberto Zanolli

 

Orquesta de Cámara de la Escuela Nacional Preparatoria -UNAM (1987)

 

         

  Orquestas
 

 

70 Aniversario del Palacio de Bellas Artes

Orquesta Sinfónica Nacional

 
Enrique Arturo Diemecke

Director Artístico

 

El maestro Enrique Arturo Diemecke es director artístico de la Orquesta Sinfónica Nacional de México, de las orquestas Sinfónica de Flint y Sinfónica de Long Beach, en Estados Unidos.

 

Aclamado en Londres por Musical Opinion como "...uno de los mejores directores jóvenes de hoy, en cualquier lugar del mundo", el maestro Diemecke es Director Artístico de la máxima agrupación musical de México, la Orquesta Sinfónica Nacional de México y de la Flint Symphony en los Estados Unidos. Reconocido por su precisión, musicalidad y carisma, Diemecke fue nombrado director huésped principal de la Orchestra Philharmonique de Montpellier-Languedoc-Roussillon, en Francia, y a partir de Marzo de 2001 fue nombrado Director Artístico de la Orquesta Sinfónica de Long Beach en California.

             Tras un imponente concierto al frente de la OSN en la zona arqueológica de Uxmal ante nueve mil personas, que  inauguró la Primavera Cultural del Mayab 1997, el maestro Diemecke acompañó al tenor Plácido Domingo en un concierto ofrecido para los reyes de España; también dirigió un concierto de Gala durante la visita del presidente de los Estados Unidos, William Clinton a nuestro país; así como  el concierto por los 70 años de relaciones entre México  y Polonia en noviembre de 1998.

             Su "...balance ideal de técnica, pasión e inteligencia" (San Antonio Express News) lo ha convertido en un artista muy solicitado como director huésped. Con una nutrida agenda de conciertos en los cinco continentes, Diemecke es invitado frecuente de la Royal Philharmonic Orchestra, de Londres; Los Angeles Philharmonic, BBC  Symphony Orchestra, American Symphony, National Symphony of Washington, Orquesta Estatal de Rusia, Filarmónica de Leningrado, y de las orquestas principales de Baltimore, Houston, Sacramento, Minnesota, Rochester y San Antonio, así como de las agrupaciones sinfónicas principales de Francia, Bélgica, Argentina, Venezuela, España, Singapur y China.

             Diemecke ha sido director artístico de la Ópera de Bellas Artes y director residente de la Orquesta de Cámara de Saint Paul, en Minnesota. Ha dirigido en los festivales del Lincoln Center, Ravinia (Chicago), Hollywood Bowl (Los Ángeles), Finger Lakes (Nueva York), Europalia, Expo Sevilla 92 y Festival de la Radio Francesa.

             Desde 1990, Diemecke ha recibido importantes reconocimientos por parte del público, los músicos y la crítica. Bajo su guía, la Oruqesta Sinfónica Nacional ha logrado interpretaciones de notable musicalidad y excelente sonido orquestal, al tiempo que ha consolidado diversos estilos interpretativos a través de un intenso trabajo en temporadas regulares, conciertos especiales, grabaciones y giras nacionales e internacionales. Programas balanceados y atractivos, con obras que van del Barroco hasta la música contemporánea, destacan en este periodo a cargo del maestro Diemecke.

             Renglón aparte merecen las novedosas temporadas que el titular de la OSN ha realizado en favor de la difusión del repertorio sinfónico durante los últimos años; tal es el caso de la exitosa serie de conciertos dedicados a conmemorar el primer centenario del cine durante 1996: La Sinfónica... ¡Va al Cine!, La Sinfónica... ¡Regresa al Cine! y La Sinfónica... ¡Se despide del Cine!. El éxito alcanzado en este ciclo llevó al maestro Diemecke a realizar una escrupulosa selección de las obras que mejor representaban el maridaje entre la  música y el cine para plasmarlas en tres discos compactos que el INBA y el sello Clásicos Mexicanos lanzaron al mercado.

             Otra de las innovaciones que Diemecke ha concretado muy acertadamente  durante su gestión a cargo de la OSN ha sido la realización de los Conciertos Infantiles que cada año registran llenos totales en sus funciones; cabe mencionar que durante ocho semanas de 1998 más de 48,000 personas, asistieron  a estos conciertos.  Gran parte de este éxito se debe a la frescura con que Diemecke diseña estas temporadas, en las que los cuentos sinfónicos cobran vida en la voz de reconocidos narradores y artistas, como el más reciente disco que grabó la OSN para niños con la participación de Mario Iván Martínez en los cuentos de Tubby la Tuba y Babar el Elefantito.  

             En 1983 Diemecke ganó por unanimidad el Concurso para Directores de Orquesta de la Fundación Exxon para las Artes; esto le trajo el nombramiento de director adjunto de la Filarmónica de Rochester, donde trabajó con David Zinman. Diemecke fue el último protegido de Madame Doris Monteux, quien fue su tutora en la prestigiada Pierre Monteux School for Advanced Conductors, donde fue discípulo de Charles Bruck, en Londres, París y Estados Unidos. Posteriormente estudió en la Universidad Católica de Washington, graduándose en las cátedras de violín y dirección de orquesta. Más tarde, estudió dirección, estilos e interpretación con Mstislav Rostropóvich, Leonard Slatkin, Jorge Mester, Max Rudolf y Maurice Abravanel, en clases magistrales ganadas por oposición bajo los auspicios de la American Symphony Orchestra League. 

            Nacido en México, en el seno de una familia originaria de Leipzig (Alemania) dedicada a la música clásica, Diemecke ha grabado música de Prokófiev, Britten, Villa-Lobos, Revueltas, Chávez, Moncayo, Galindo, Contreras, Zyman, Bruch y Lavista, para Tring International, Sony Music, Dorian Records, Spartacus, Clásicos Mexicanos y otras compañías, al frente de la Royal Philharmonic, la Orquesta Sinfónica Nacional de México, la Orquesta Simón Bolívar de Venezuela y la Camerata de las Américas.

 

            "Su amplia capacidad técnica y su innata

            habilidad como músico le han dado a Diemecke

            la perspicacia para crear un nuevo estilo de

            dirección orquestal: excitante, enérgico

            y bullicioso." (Musical Opinion, Londres).

 

            "Joven, vivaz, nervioso y apasionado, Diemecke se

            vuelca con una precisión diabólica, con gestos que

            recuerdan a los del joven Bernstein... Diemecke es

            uno de los raros, de los muy raros maestros que no

            sólo dirigen, sino que vibran con la música. Dirigiéndo

            de memoria y con todo el corazón, Diemecke es un

            verdadero creador-transmisor de belleza. Un volcán

            sin medida. Un demiurgo." (La Marsellaise, Paris).

 

            "¿Qué es esa fuerza misteriosa que electrificó a la

            San Antonio Symphony? La culpable es la

            Companía de Luz y Fuerza Diemecke...

            En un regreso triunfante, Enrique Arturo

            Diemecke provocó rapsodias, odas,

            panegíricos con su balance ideal de técnica, pasión

            e inteligencia. Luz y Fuerza, verdaderamente."

            (San Antonio Express-News, Estados Unidos).

 

Diemecke "prende" el Festival Beethoven

Enrique Arturo Diemecke lo ha hecho de nuevo:

 "prendió" a la Auckland  Philharmonia Orchestra

 hasta llevarla a ofrecer una interpretación

electrizante... Su estilo enormemente

flamboyante parece extraer lo

            mejor de cada uno de los músicos."

            (New Zeland Herald, Nueva Zelanda, 1996).

 

            "No dudo en augurar una carrera espectacular

            a este músico intenso y carismático...

            Diemecke tiene una suprema técnica de dirección,

            que avergonzaría a muchos directores visitantes,

            y un estilo de ensayos organizado y eficiente.

            Pero, por encima de todo, es un músico de primera,

            con un oído excepcional y un conocedor de muchos

            instrumentos, lo cual vuelve un placer para los músicos

            profesionales el trabajar con él."

            (John Button, Classical Music, Nueva Zelanda).

 

             Durante 1997 Enrique Arturo Diemecke inició una gira de tres meses al frente de la Orquesta de los Países Bajos, con la que recorrió  Amsterdam (Holanda), Kaunas (Lituana), Riga (Letonia), Tartu y Tallin (Estonia), Helsinki (Finlandia), Estocolmo (Suecia) y Copenhague (Dinamarca), entre otras ciudades. De este recorrido, el maestro Diemecke obtuvo una amplio reconocimiento de la crítica especializada internacional. 

             Continuando con un espíritu innovador y versátil, este joven director realizó en 1998 una temporada  en la que la OSN viajó por el teatro y la literatura, en una aproximación a los textos literarios qua han dado origen a las más diversas composiciones sinfónicas.

             Músico de gran talento, Diemecke participó como compositor dentro de la XVI Copa Mundial de Francia 98. En un proyecto por demás lúdico y actual, el director general de la Filarmónica de Montpellier,  Rene Koering, y Diemecke (quien funge además como director huésped principal de dicha agrupación), escribieron las partituras que acompañaron la proyección del partido de futbol que se disputó entre Francia y Brasil, en Guadalajara, Jalisco, en el Mundial México 1986, para ser interpretadas el 14 de junio, en el Teatro Corum de Montpellier, Francia, como parte de las celebraciones de la justa mundialista en el país galo.

             Como un reconocimiento a su extensa trayectoria internacional y destacada calidad interpretativa, Enrique Diemecke fue elegido para dirigir la Orquesta Nacional de Francia en la sexta emisión de Les Victories de la Musique Classique et Jazz en el Palacio del Congreso de París. Este logro se  suma al homenaje que le ofrecieron en Michigan por los 10 años al frente de la Sinfónica de Flint, donde además las autoridades le entregaron las llaves de la ciudad y declararon el 10 de octubre "Día Enrique Arturo Diemecke".

             Durante el mes de abril de 1999 realizó, al frente de la Orquesta Sinfónica Nacional, una gira por los estados del sur de los Estados Unidos y el norte de nuestro país.  Entre los meses de abril y octubre, ha realizado constantes presentaciones en el extranjero, entre ellas, dirigió el Requiem de Verdi en Forth-Worth, el Concierto  para Violín número 5 de Mozart y El Cascanueces de Tchaikovsky en Montpellier, Francia.  El 16 de mayo debutó con gran éxito en la ciudad de Varsovia, Polonia, dirigiendo la ópera Madama Buterflly, lugar donde hacía 30 años no había sido representada dicha ópera.  Entre los meses de junio y octubre ha realizado presentaciones en Montpellier, París, Grenoble, Blois y Marsella en Francia (estas últimas al frente de la Orqueste Philarmonique de Montepellier Languedoc-Roussillon), así como en la ciudad de Milán, Italia.

         Durante 1999 la Orquesta Sinfónica Nacional y el maestro Diemecke interpretaron casi toda la música sinfónica de los maestros Silvestre Revueltas y Carlos Chávez al celebrarse el centenario del nacimiento de ambos.  El 22 de octubre del mismo año, al iniciar la Temporada Otoño 1999, en un concierto en el que se interpretó música de Richard Strauss (conmemorando el 50 aniversario de su fallecimiento) y de Grieg, la Orquesta Sinfónica Nacional y el maestro Enrique Arturo Diemecke celebraron, con gran éxito, el décimo aniversario del maestro al frente de la misma. 

 En el marco de la magna celebración organizada para despedir el Siglo XX en el Zócalo Capitalino, la noche del 31 de diciembre de 1999, el maestro Diemecke dirigió a la Orquesta Sinfónica Nacional, al Coro de Madrigalistas del INBA y al tenor Ramón Vargas  con obras como Pueri concinite, de Johann Franz von Herbeck; Estrellita, de Manuel M. Ponce; La danza de Gioachino Rossini; Huapango de José Pablo Mocayo,  y un arreglo del maestro Diemecke a la Cantique de Noël de Adolphe Adam.

 En marzo de 2000 el Mtro. Enrique Arturo Diemecke fue nombrado Director huésped principal  de la Tulsa Philarmonic.

 El New York Times consideró el disco de La Coronela de Silvestre Revueltas como la mejor grabación, así como al Danzón No. 2 de Arturo Márquez como la mejor interpretación. El diario Le Monde de París destacó “la grabación de La Coronela como la mejor grabación en los últimos años” y elogió el Danzón No. 2 por “sus tiempos pausados y su cadencia sensual”. La revista Diapasón le otorgó, en octubre de 1999, 5 “diapasones” (su máxima calificación) al disco de La Coronela.

 En marzo de 2000, la Academia del Disco Lírico en Francia galardonó al maestro Diemecke por la “Mejor Dirección Orquestal” con el premio “Bruno Walter, Orfeo de Oro” por su grabación en vivo de la ópera Parisina, de Pietro Mascagni.

 En Abril de 2001 fue nombrado Director Artístico de la Orquesta Sinfónica de Long Beach en California.

             Asimismo durante Octubre de ese mismo año el maestro Diemecke fue invitado a dirigir a la Orquesta Sinfónica de Shangai en China con motivo de la reunion cumbre de mandatarios en donde estuvo presente el presidente de México Vicente Fox.

             Entre los compromisos más importantes cumplidos por el el maestro Diemecke durante el 2002 destacan las presentaciones de un concierto con motivo del año nuevo con la Orquesta Nacional de Francia en Lyon, con la Orquesta Sinfónica de Utah dentro del marco de los Juegos Olímpicos de Invierno a celebrarse en Salt Lake City, con la Orquesta Sinfónica de Lieja en Bélgica y la Orquesta Filarmónica del Teatro Colón en Buenos Aires, Argentina así como diferentes presentaciones con importantes orquestas de los Estados Unidos y Europa.

             Asimismo, en el 2002 se hizo acreedor a los premios Jean Fontaine-Orfeo de Oro a la mejor grabación de música vocal por Les exilés de la Sibérie de Gaetano Donizetti y Fanny Eldie-Orfeo de Oro por el CD Les Héroïnes de Mascagni, dirigiendo en ambos a la Orquesta Nacional de Montpellier.

             Recientemente, la Orquesta Sinfónica Nacional y el Maestro Enrique Arturo Diemecke fueron nominados al Grammy Latino 2002 al Mejor Album Clásico por el CD Los Conciertos para violín y piano de Carlos Chávez, grabado en vivo en el Palacio de Bellas Artes.

             Exitoso compositor y arreglista de orquesta, su obra Die-Sir-E, comisionada por el Festival Radio France para la Copa del Mundo Francia 1992, ha sido interpretada alrededor del mundo. Chacona a Chávez es otra composición que Diemecke ha dirigido numerosas ocasiones en Europa y Estados Unidos. Camino y Visión fue estrenada en México y Estados Unidos durante la temporada 2001- 2002; Libertad Bajo Palabra hizo su estreno mundial en este año con la Long Beach Symphony Orchestra, y la más reciente, Two Sun (Tango) fue estrenada con la Tucson Symphony, recibiendo todas elogiosas críticas.

 


ORQUESTA SINFÓNICA NACIONAL

 

Benito Alcocer

Gerente

 

Adán Lozano Txárraga

Difusión y Relaciones Públicas

 

Orquesta Sinfónica Nacional

 

57 09 81 18      57 09 34 10

Regina 52, piso 2, México 06080 D.F.


 
 

 

conservatorianos@hotmail.com